Estrategia de inversión

Sectores:

Proyectos con vínculo universitario de cualquier sector de actividad, a excepción del financiero, prestando especial interés a las nuevas tecnologías.

Porcentajes de participación:

Vocación de participación minoritaria, aunque no se plantean a priori limitaciones en los porcentajes de inversión a excepción de los contemplados en la Ley de Entidades de Capital Riesgo fijándose en función de las características de cada proyecto concreto.

Tamaño de la inversión:

Las inversiones se orientarán, preferentemente hacia proyectos con un volumen de inversión inferior a los 600.000 €.

Ámbito geográfico:

Todo el territorio español y Norte de Portugal, prestando especial atención a la Comunidad Autónoma Gallega y más concretamente el área de influencia socio-económica de las Universidades de Santiago, Vigo y Coruña.

Tipos de sociedades:

Las inversiones se orientarán hacia proyectos innovadores en fase de semilla o de arranque y de forma especial hacia aquellos que tengan base tecnológica y sean generadores de empleo, diversificando las inversiones de forma conveniente para reducir riesgos.

Tiempo de participación:

No se establecen a priori unos plazos máximos ni mínimos de mantenimiento de las inversiones, pero oscilará, preferentemente, entre los 3 y 7 años.

Modalidad de inversión:

Esta podrá llevarse a cabo por cualquier medio legítimo admitido en derecho optándose preferentemente por la venta a los accionistas originarios de la compañía. En este sentido, UNIRISCO instrumentará acuerdos con los demás accionistas de la compañía para facilitar el proceso de desinversión.

Modalidad de intervención en la gestión:

UNIRISCO podrá estar presente en el Consejo de Administración de las empresas en las que participe, respetando en todo momento la independencia de gestión del empresario y ejecutivos de la sociedad.

Asi mismo, UNIRISCO podrá colaborar con el empresario en el éxito del proyecto, ayudándole al desarrollo del mercado de sus productos; proporcionar a la empresa contactos a nivel nacional e internacional, tanto en lo referente a la actividad normal de la empresa (clientes, proveedores), como a otros aspectos tales como financiación preferente, apertura de nuevos mercados, etc.